sábado, 7 de mayo de 2016

EL PODER CREADOR DE NUESTRA MENTE

"Somos lo que pensamos, lo que decimos, lo que hacemos y lo que creemos ser"


"El poder de los pensamientos, el optimismo, la paciencia y la perseverancia son muy buenos aliados para alcanzar sueños imposibles"


La mente del ser humano es tan poderosa que no podemos ni tan siquiera imaginarlo. Nuestros pensamientos pueden llegar a crear y realizar las más grandes proezas y genialidades; los grandes personajes del mundo del arte, la música, la literatura y la   ciencia primero soñaron, luego hicieron de su sueño una meta real, la desearon con toda su alma, lucharon con perseverancia y ahínco hasta conseguirla. El optimismo, el entusiasmo a la hora de conseguir lo que quieres, es fundamental, pero tienen que ir acompañados de  perseverancia, paciencia y tenacidad, de lo contrario no sirven de nada.
Todo cuanto existe en nuestro entorno que no provenga de la naturaleza antes fue un pensamiento, una idea loca de alguien que se atrevió a pensar en algo diferente y a creer en sus sueños. Qué sería del mundo moderno si no hubieran existido mentes  alocadas y soñadoras como las de Alva Edison, Ford, Graham Bell, Karl Benz, los hermanos Lumière, entre muchos otros.
Según la ciencia, solo utilizamos un 5% aproximadamente de nuestro potencial, y un superdotado con CI muy alto aprovecha el 10% aproximadamente. Somos absolutamente lo que pensamos, lo que decimos, lo que creemos ser, es así, compruébalo. Nuestros pensamientos controlan nuestras emociones y son los arquitectos de gran parte de nuestro destino.
Pero pueden también generar emociones amorosas tan poderosas que permiten realizar verdaderos milagros y proezas, desvelando a ese maravilloso ser de luz que habita en nosotros.
La neurociencia, que está en su siglo de oro, ha demostrado, junto con otras investigaciones científicas como la física cuántica (poder del pensamiento), la cimática (poder de la vibración del sonido o la palabra) y el poder de la autosugestión, que en la mente y el cerebro se determina la mayor parte de lo que vivimos, lo que sentimos, lo que hacemos y lo que tenemos en nuestra vida; somos una energía vibratoria que forma parte de la inteligencia universal (la fuente de todo).



                        

2 comentarios:

  1. Seamos como esos seres de luz que crean su propia realidad con el pensamiento. Un abrazo, Lusa soñadora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alfredo por el comentario un saludo

      Eliminar